miércoles, 7 de noviembre de 2012

Indagarán sobre una fosa común en el Cementerio de la Santa Cruz

Por Elena Corvalan. En 1977 los agentes del terrorismo de Estado en Salta depositaron restos óseos de personas que presumiblemente habían sido explosionadas en el paraje El Gallinato en una fosa común en el Cementerio Municipal de la Santa Cruz. 

El dato era conocido porque en ese lugar se encontró el maxilar de la antropóloga Gemma Fernández Arcieri de Gamboa, desaparecida desde el 24 de septiembre de 1976, cuando fue secuestrada junto a su marido, Héctor Gamboa, pero ahora se agregó una novedad: fueron los propios policías los que señalaron el lugar exacto de la fosa donde buscar los restos del matrimonio.

La existencia de esta fosa fue confirmada ayer por un testigo directo, el odontólogo Manuel José Costello, quien en 1977 recibió el pedido de los familiares de Gemma y Héctor para que tratara de reconocer los restos de la mujer.


Costello era el odontólogo de Gemma. Ayer fue el último testigo en el megajuicio que se lleva a cabo en Salta por delitos de lesa humanidad en perjuicio de 34 personas y que en estos días indaga sobre las desapariciones de trabajadores y estudiantes de la Universidad Nacional de Salta (UNSa). “El cuñado de la señora (Julio Gamboa) me dijo que había encontrado restos y me pidió si podía intentar reconocerlos”, contó

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Traducir el blog a los siguientes idiomas

Grupo Arturo Jauretche

Entradas populares